h1

ENTRE PECHO Y ESPALDA

8 octubre, 2008

No sé cómo ni por dónde empezar.
¿Quién escondió ‘nos deseamos tanto’
tras ‘dejamos tanto que desear’?
El dracma de Chronos cayó de canto.

Después de lo de errar de Maravillas
a Nunca Jamás, toca tirar millas
para pedir, en Ciudad Esmeralda,
dos transplantes entre pecho y espalda;

pero que no te hechicen esos clavos
sacaclavos y moras quitamanchas
del autoestop al pie de las baldosas,

que devoran despechos y revanchas
brindados al azar por los esclavos
de estómagos viudos de mariposas.

Al llegar, ponte tarifa a tus anchas
sabiendo que las cosas, por centavos
de lo que te quise, serán hermosas.

Anuncios

2 comentarios

  1. si, aca desde Argentina… llegue a este blog por las frases de jorge drexler y después me encontré con esta imágenes… son muy geniales!!! sobre todo las de París… Gracias por compartirlas. Saludos


  2. Muchas gracias, Lil, un gusto llegar a Argentina desde España. Saludos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: