h1

BLANCANIEVES 2.008

20 noviembre, 2008

– Espejito mío, mientras me peino
para Pachá, te exijo que compruebes
que soy yo la más cachonda del reino-
– Majestad, está mejor Blancanieves-

Ultrajada, la reina la maldijo:
– Cuando se mire esa zorra al espejo,
que le muestre figura de botijo
que disimule su vivo reflejo-

Esta parte del cuento la callamos
porque son conocidos los sucesos:
unos dan con los huesos en los gramos,
otras quedan por gramos en los huesos.

A mamá le crecían los enanos
día a día, cena a cena, previendo
que se la quitaría de las manos
la muerte en que se estaba convirtiendo.

Intentando devolver una poma
venenosa, Blancanieves cayó,
ironías del lenguaje, en
coma;
la reina, culpable, se suicidó.

Por suerte, esa noche, en el hospital,
el doctor Ángel estaba de guardia;
la sacó de su cama de cristal
y despertó con baba y taquicardia.

Y colorín, se casaron un jueves,
colorado, se compraron un piso
donde son felices y Blancanieves
come todas las perdices que quiso.

Lo escribí yo, pero lo leen Sabio, Gruñón, Mudito, Dormilón, Tímido, Mocoso y Bonachón, uno cada estrofa. Dedicado con cariño a todas las Blancanieves y a sus familias, con la convicción de que existen finales felices.

Anuncios

4 comentarios

  1. Este es mi nuevo favorito


  2. Bueno, gracias. También es de mis preferidos.


  3. Por cierto, si quieres puedes votarlo, que configuré las encuestas para poder votar más de una vez. Saludinos.


  4. chachi



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: