h1

REGRESO AL PASADO

24 noviembre, 2008

Hacía frío

la madrugada del veintisiete de octubre.

Estaba sentado mirando el mar desde aquel lugar que habían hecho suyo

tantos años atrás.

Ella se sentó a su lado, lo miró, le cogió la mano y
sonrió al tiempo que una lágrima recorría su mejilla.

– Si lloras y sonríes a la vez, saldrá el arco iris – le dijo él.
 
Ella rio a carcajadas. Como antes.

Habían acordado compartir,
secretamente, la hora fantasma que suele regalar el otoño.

Atrasaron sus relojes sesenta minutos y a las tres volvieron a ser las dos.

Volvieron a ser los dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: