h1

VIDAS CRUZADAS

26 noviembre, 2008

Tropezó con ella en el metro y la invitó a un café para disculparse. Desde ese día comparten sus vidas, aunque no se atreve a confesarle que vive gracias a un corazón que no es el suyo. Quizás le resultaría más sencillo si supiera que a ella le ocurre lo mismo. Lo que ambos desconocen es que son los corazones de los novios que sufrieron aquel terrible accidente de tráfico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: