h1

ELLA Y ÉL

29 noviembre, 2008

Él está sentado en un banco del parque; ella, en su regazo. Él le susurra una obscenidad al oído y le muerde el lóbulo de la oreja; ella se estremece, se ríe y le da un manotazo en el hombro. Ella le peina un mechón de pelo rebelde; él protesta, pero aprovecha la ocasión para inspirar la fragancia de su mano. Él saca de su escote, mágicamente, su bombón favorito; ella le planta un beso con sabor a chocolate. Ella le pregunta cuándo la llevará a París; él mete su mano en el bolsillo para proteger unos billetes de avión y farfulla teorías sobre la crisis. Ella le seca con cariño la comisura de los labios; él la sienta cuidadosamente en su silla de ruedas. Él tiene ochenta y cuatro años; ella, ochenta y uno.

Anuncios

2 comentarios

  1. Gracias por el comentario. Yo opino lo mismo.


  2. Precioso, es cierto que el amor no tiene edad.

    Sin tus comentarios, no existo: opina libremente en http://www.blogspot.com



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: