Archive for the ‘Poesía’ Category

h1

ARA

17 mayo, 2018

Descansa, cielo. Duerme bien.

Ti para.

Y ¿cómo ves improvisar un ara?
Sin gente, paripé, chaqué ni 
tiara
nos damos el… Sí, sí, estoy majara,
lo cual es, a la vez, virtud y tara.

Sé bien que, si no fuera supercara,
haríamos añicos la mampara
tan antinatural que nos separa
y en la que nadie en rededor repara.

¿Quién sabe qué futuro nos depara
la vida, si no puede ser más rara?
Tú ten, al menos, una cosa clara:

daría la fortuna del de Zara
por ver en este mismo tris tu cara
y hacerte cada noche la cuchara.

Anuncios
h1

QUINI

5 marzo, 2018

De nuevo tratan de raptar al nueve.
No sirve esta vez un padrenuestro,
pues Él es el cerebro del secuestro.
Gijón, que queda frío, llora nieve.

Por mucho que la última jornada
decida normalmente los ascensos,
algunos corazones son inmensos
y suben a mitad de temporada.

Debuta de celeste nuestro Brujo
con rizos y en un cúmulo de lujo
.
“Divino”, dice Dios por lo bajini.

Por tanto yogurín sportinguista
que no te pudo ver de futbolista,
¡ahora, San Enrique, astro, Quini!

h1

QUIZÁ

4 febrero, 2018

Para ti, que lo entiendes.

Quizá ya no nos vean con edad
de persistir con tanta terquedad
en lo de ser el ser de nuestras vidas;

quizá seamos Sísifos masocas
que sueltan a propósito sus rocas
en cumbres de montañas no movidas;

quizá después del próximo tsunami
las cosas vengan con sabor umami
y no con amargura ni tan sosas;

quizá seamos otros dos capullos
que pasan penas máximas en trullos
por miedo de sus propias mariposas;

quizá no sea tal temeridad
solicitar la portabilidad
con vistas a cambiar de compañía;

quizá seamos niños responsables
cautivos en adultos y culpables
de ser muy inocentes todavía;

quizá nos esperemos en andenes
por los que pasan infinitos trenes
en que viajamos juntos para Doha;

quizá las Moiras yerren cual trencilla
sacándonos de nuevo la amarilla:

la falta que me haces es de roja.

h1

EXUPÉRY

27 enero, 2018

Para ti, acuario. Y flor.

“Y dime, pez martillo sin acuario:
con tantos otros clavos en el mar,
¿por qué caminas siempre tan impar?
Cupido mismo va con Sagitario.

Si dejas de creer en la croqueta*
que fue partida por la bisectriz,
serás algunos dientes más feliz

[y al fin nos dejarás en paz, “poeta”.]

Olvida ya la magia, Tamariz,
y farda de tu larga cicatriz 
con una gris y millonaria miss“.

“Amigo, nada sabes del amor:
yo soy su principito y es mi flor.

 

 

 

Y un día cenaremos en París”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Qué falta hacen más Exupeguís!

 

*Naranja rima tan mal…

h1

CHERNÓBIL (OZ 2018)

19 enero, 2018

Para ti, tres.

Al mago pido que me reconvierta
en un espantapájaros sin seso,
pues este que me dio me tiene preso
en una cárcel con la puerta abierta.

Si fueras tú leona con valor
y fuera yo león con valentía,
me dejaría de palabrería
y en la sabana… sábanas y amor.

En mí palpitan varios corazones:
el uno late solo por decreto,
el dos es todavía analfabeto
y el tres bombea tinta a borbotones.

Pateo, con complejo de molusco,
las calles gijonesas y te busco,
y encuentro solamente desencuentro.

Estoy a punto de marcar tu móvil,
pues la ciudad es, otra vez, Chernóbil
y no me basta con llevarte dentro.

h1

PEONES

14 enero, 2018

Para ti, peón blanco.

Nos vimos, tras odiarnos un pimiento,
igual que dos peones enfrentados,
con ganas de comernos a bocados,
sin posibilidad de movimiento.

Vivir después de lo que nos pasó
será sobrevivir en un impasse,
pues nadie más me da lo que me das
y nadie más te extraña como yo.

Concordes, nuestras almas-avestruz
sacaron la testuz a plena luz;
si crees que la química se trunca

abriéndonos de par en par el pecho,
estás equivocada, pues, de hecho,
te quiero, como siempre, más que nunca.

h1

LA GENTE

11 enero, 2018

Para ti, que no eres gente.

La gente, que me tacha de callado,
no sabe que, si hablo de mis cosas,
vendrán catástrofes calamitosas
que desintegrarán el Principado.

La gente, que me tilda de muy serio,
no sabe lo que es estar exhausto
de tanto prevenir un holocausto
que la conduciría al cementerio.

La gente, que me ve con aire triste,
no sabe que Gijón aún existe
porque peleo solo con dragones

que lo chamuscarán si te propongo
que nos vayamos a vivir al Congo
cuando me toquen los EuroMillones.